Dolor agudo y de procedimiento

Hay varias formas de clasificar los diferentes tipos de dolor, pero lo más común es separarlo en dolor agudo (entre los cuales encontramos el procedimental) y dolor crónico

Dolor y Dolor Agudo

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), "el dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a un daño tisular real o potencial, o que se asemeja a él". El dolor es siempre una experiencia personal en la que influyen diversos grados de factores biológicos, psicológicos y sociales.

Aunque la experiencia del dolor cambia de una persona a otra, es posible clasificar los diferentes tipos de dolor. Hay varias formas, pero lo más común es separarlo en dolor agudo y dolor crónico. En concreto, el dolor agudo procedimental se produce cuando se lleva a cabo un procedimiento médico doloroso, como la sutura, el cuidado de una herida, la biopsia, el tratamiento dental, las venopunciones, los cambios de apósito, etc.

 

Manejo del Dolor de Procedimiento

Para los pacientes, la asistencia médica o el ingreso en un hospital suelen precisar de exámenes, pruebas diagnósticas, tratamientos o procedimientos que pueden inducir dolor. El dolor de procedimiento suele ser un dolor agudo de corta duración que los profesionales sanitarios pueden tratar con diferentes métodos analgésicos (para aliviar el dolor) que tendrán su máximo efecto durante el procedimiento.

Soluciones y usos

El desarrollo de un plan individualizado para la comodidad durante el procedimiento puede proporcionar un alivio del dolor eficaz para el paciente. Estos planes pueden incluir intervenciones no farmacológicas y/o farmacológicas basadas en las características únicas del paciente, el entorno asistencial, el procedimiento que se realiza y la experiencia del personal sanitario. Los profesionales de la salud que prescriben y administran agentes farmacológicos deben conocer el inicio, la duración y el mecanismo de acción de estos agentes y estar capacitados para manejar los efectos adversos y las complicaciones, en caso de que se produzcan.

Aplicación de los tratamientos

Los tratamientos del dolor pueden administrarse localmente con cremas, parches, infiltraciones locales, o por vías más generales como la oral, la venosa, las inyecciones musculares o la inhalación. El profesional sanitario decidirá el mejor tratamiento en función de las necesidades del paciente. Teniendo en cuenta la duración del procedimiento, evaluando los riesgos y beneficios, el rendimiento de la molécula administrada y la actividad del paciente tras el procedimiento.

Descubre las preguntas más frecuentes

Haz tu pregunta aquí

¿El dolor procedimental difiere con la edad?

Los pacientes de todas las edades que se someten a procedimientos potencialmente dolorosos necesitan un tratamiento óptimo del dolor antes, durante y después de los procedimientos.

¿Es posible evaluar el dolor procedimental durante el tratamiento?

Existen varias escalas de dolor con varios beneficios. Por ejemplo, mientras que algunos implican calificar la intensidad del dolor, otros prestan a los pacientes un medio para caracterizar su dolor (p. ej., punzadas o apretones). Los resultados ayudan a guiar la intensidad del dolor, rastrear su progresión y determinar qué tan efectivo es un tratamiento. Las escalas más utilizadas son las numéricas de dolor en adultos y la escala visual de dolor en niños.

¿Necesitas un presupuesto o más información?

Ponemos a tu disposición diversas formas de contacto

Escríbenos

Déjanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo en menos de 48h

Llámanos

Llama al Servicio de Atención al Cliente (Atención comercial de Lunes a Viernes 8:00 - 18:00 | Urgencias 24/7)
+34 911 950 197

Visítanos

Donde estamos ubicados: Air Liquide Healthcare España, S.L. c/Orense 34, planta 3ª 28020 Madrid